LA HIDRATACIÓN, UNA NECESIDAD VITAL

Ya hemos hablado en otro artículo de la importancia del agua y de hidratarse pero dadas las altas temperaturas que de forma implacable nos azotan desde hace ya varias semanas, quiero ampliar algunos contenidos que me parecen importantes para prevenir en materia de salud.

human-771601_1280

Fig.1 No debemos esperar a sentir sed para beber agua pues ya es un signo de deshidratación.

Ante todo recordar que el agua es nutriente esencial, al que en la mayoría de las ocasiones no se le concede la importancia que tiene, puesto que entre el 50% y el 80% del peso corporal está formado por agua. Y añadir que, sin embargo, no es hasta el año 2001 que el agua es incluida en una guía alimentaria y que hasta el año 2004 el agua no se incorpora a la pirámide de la alimentación de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) siendo considerada hoy en día un nutriente más aunque de aportación calórica cero. El único campo donde la hidratación ha estado presente desde hace más tiempo es en el deporte.

Las fuentes principales con las que el organismo se provee de agua son:

✔Consumo de agua y otros líquido
✔Aporte de agua de los alimentos

✔Agua metabólica

Captura de pantalla 2015-07-12 14.46.59

Fig.2 Influencia de la Tª y el ejercicio físico sobre las diferentes pérdidas de agua corporal.

En cuanto a las principales pérdidas citaremos:

✔ Piel
✔ Respiración
✔ Sudor
✔ Heces

✔Orina

 

 

 

Existen escasos datos de consumo de agua u otras bebidas en España, para cualquier sexo, edad o situación fisiológica pero es muy importante tener en cuenta la población en riesgo de deshidratación como son los ancianos, niños, enfermos crónicos… y las diferencias en las necesidades hídricas según la estacionalidad. Claramente no es lo mismo estar en un verano caluroso de 38ºC de Tª máxima a encontrarnos en pleno invierno acercándonos a los 0ºC.

En la fig.3 podrán observar de forma sencilla el reparto porcentual del agua en nuestro cuerpo para de forma muy gráfica intuir las implicaciones que su déficit puede suponer en nuestro organismo y el riesgo para nuestra salud.

La deshidratación puede tener efectos muy perjudiciales sobre el organismo y éstos se observan ya con deshidrataciones de tan sólo el 2 – ­3% en pérdida de peso corporal (alteraciones físicas, cardiovasculares y cognitivas), llegando a ser de compromiso para la vida con pérdidas del 10% aproximadamente.

Los requerimientos son muy variables según factores como la edad, el sexo, la temperatura ambiente, el ejercicio físico, el tipo de dieta, etc. Para los adultos aproximadamente se recomiendan entre 2 y ­2,5 litros/día en condiciones moderadas de temperatura ambiente y de ejercicio. Esta recomendación incluye tanto el agua de bebida como el que se ingiere con los alimentos pues no olvidemos que a excepción del aceite, todos los alimentos tienen algún porcentaje de agua.

 

Composición del cuerpo humano: porcentaje de agua.

Fig.3  Porcentaje de agua en el cuerpo humano.

Especialmente para las mujeres dejo este video que es una entrevista a la Doctora Dª. Marcela González Gross, farmacéutica.

En él se abordan temas relacionados con la hidratación como son: si debemos tomar líquidos cuando hay retención de líquidos y sufrimos edemas, si hay efectos en el rendimiento físico y mental, el riesgo de muerte por golpe de calor, la importancia en el deporte, la incidencia en la toma de decisiones y otros aspectos interesantes.

 

 ¿ Quiere saber la cantidad de agua aproximada que ha de ingerir según su edad y sexo?.

The European Hydratation Institute nos aporta unas tablas según edades. Haga click aquí para saberlo.

IMG_3129

Fig.4 Nadar supone un gasto energético y también de pérdida de agua por lo que no hemos de olvidar hidratarnos incluso jugando en el agua.

Que disfruten de una hidratada y feliz semana,

Gª Santos

Anuncios