La evidencia científica


Una de las cosas que más fastidio me produce es la inmensa cantidad de estupideces sin base científica que se dicen respecto de la alimentación y la nutrición

Recomiendo a todas las personas que lean este post que tomen en consideración, para una adecuada alimentación, la opinión de un experto. O bien, si prefieren acceder o contrastar la información a través de Internet, sepan a qué fuentes dirigirse para obtener aquellas recomendaciones con el mayor aval científico.

Entre las bases de datos de mayor rigor científico se encuentran MEDLINE, EMBASELILACS, ÍNDICE MÉDICO ESPAÑOL…, y para guías de práctica clínica, revisiones sistemáticas y metaanálisis se encuentran BIBLIOTECA COCHRANEGUIASALUD, PEN, National Guideline Clearinghouse (NGC) entre otras. En todas ellas encontraremos información basada en la evidencia científica.


Manejarse por estas fuentes de información requiere de cierta destreza y conocimiento de las mismas, así como una formación previa en el campo de las ciencias biológicas, médicas y/o de la nutrición por lo que siempre será más cómodo, práctico y útil dejarnos guiar de la mano de un profesional dietista-nutricionista para emprender un cambio en los hábitos y estilo de vida que nos acerque a una dieta saludable. Sin embargo conocer estas fuentes de información nos puede ayudar a descartar ” charlatanes o gurús ” de la alimentación ( que los hay a patadas, sin mucha denuncia de los colegios profesionales) y buscar a aquellos profesionales en la vanguardia de las nuevas evidencias en el campo de la alimentación.

                                                                                                    Feliz semana.

Anuncios